“Si pasa, que no quede”. Con este lema el Ayuntamiento de Cercedilla quiere recordar a los propietarios de animales , que tienen la obligación de recoger sus excrementos de las vías y espacios públicos con el fin de hacer compatible su convivencia con la higiene y la salud pública.

Según recoge la “Ordenanza municipal reguladora de la tenencia de perros y otros animales domésticos” los propietarios “están obligados a recoger los excrementos del animal inmediatamente y de forma conveniente, limpiando, si fuese necesario, la parte de vía, espacio público o mobiliario que hubiese resultado afectado”.

La infracción de esta norma es considerada una falta leve y puede ser sancionada con una multa de hasta 750 euros.

Más información sobre esta ordenanza municipal pincha aquí Logo-PDF. (PDF)

cartel campaña perros (2)