Localización

PLAZA MAYOR nº1
28470 CERCEDILLA (Madrid)
Teléfono: 639351791
FAX: 91 8521553
Email: policialocal@cercedilla.es

Desde el 16 de septiembre para realizar gestiones en las Jefaturas de tráfico de Madrid y Alcorcón será necesario pedir cita previa.

Puedes concretarla, eligiendo día y hora, a partir del 9 de septiembre en www.dgt.es o en el 060.

Funciones

Las principales funciones que tiene encomendadas la POLICÍA LOCAL, vienen reflejadas en la LEY ORGÁNICA 2/1986 DE FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD y en la LEY 4/1992 DE COORDINACIÓN DE LAS POLICÍAS LOCALES DE LA COMUNIDAD DE MADRID y son las siguientes.

  • Ejercer la Policía Administrativa en relación al cumplimiento de las Ordenanzas, Bandos y demás disposiciones municipales dentro del ámbito de sus competencias.
  • Ordenar, señalizar y dirigir el tráfico en el casco urbano, de acuerdo con lo establecido en las normas de circulación y participar en la Educación Vial.
  • Instruir atestados por accidentes de circulación dentro de casco urbano.
  • Velar por el cumplimiento de las disposiciones dictadas en materia de protección del medio ambiente cuando las funciones de vigilancia sean competencia municipal, bien originaria o delegada.
  • Proteger a las Autoridades de las Corporaciones Locales y la Vigilancia o custodia de sus edificios e instalaciones.
  • Participar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el ejercicio de funciones de Policía Judicial.
  • Prestar auxilio en los casos de accidentes, catástrofes o calamidad pública participando, en la forma prevista en las Leyes, en la ejecución de los planes de Protección Civil.
  • Efectuar las diligencias de prevención y cuantas actuaciones tiendan a evitar la comisión de actos delictivos o su comprobación.
  • Vigilar los espacios públicos.
  • Colaborar con las fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la protección de manifestaciones y el mantenimiento del orden en grandes concentraciones humanas, cuando sean requeridos para ello.
  • Cooperar en la resolución de los conflictos privados cuando sean requeridos para ello.

Consejos de seguridad

Qué hacer si eres víctima de una agresión por violencia de género

  • Llama urgentemente al 112, da tu nombre y apellidos, lugar donde esta sufriendo la agresión y pide ayuda.
  • A partir de esos momentos, una patrulla del Cuerpo de Policía Local o Guardia Civil se dirigirá hacia la dirección que has mencionado.
  • En el lugar de los hechos, los funcionarios del Cuerpo Policial que acuda tomarán las medidas necesarias para protegerte a ti y, si es necesario, a algún miembro de tu familia.
  • Te acompañarán al Centro de Salud, si tuvieses síntomas de alguna lesión física o necesitarás ayuda médica. Allí, los médicos realizarán un parte médico del cual te darán una copia para que lo adjuntes a la denuncia.
  • Tras esto, los funcionarios del Cuerpo Policial interviniénte te acompañarán a una Comisaría para que interpongas la denuncia.
  • Si hubiese peligro para tu integridad física, una patrulla te acompañará a tu domicilio.
  • Por parte de las Unidades Especializadas, se procederá a realizar la investigación, recabando toda la información necesaria para completar un buen atestado y enviarlo a la Autoridad Judicial.
  • Si has sido víctima de un hecho delictivo, se procederá rápidamente a la localización y detención del autor para pasarlo posteriormente a disposición judicial. Por ello, es necesario que colabores abiertamente con el Cuerpo de Policía interviniente, intentando acordarte del mayor número de detalles para hacer una denuncia muy precisa y que nos pueda conducir al autor lo antes posible.

Si reside en la vivienda:

  • No abra la puerta a desconocidos; observe antes a través de su mirilla panorámica. Pida, en todo momento, al personal de las empresas de servicios (teléfono, electricidad, gas, agua, etc.) que se identifique.
  • Si no le ofrece garantía el personal de servicios, llame por teléfono a la Empresa correspondiente, pero rechace el número de teléfono de la tarjeta que le muestre ya que podría ser el de un cómplice. Si tiene alguna duda, mantenga al visitante fuera del domicilio, con la cadena de seguridad puesta, mientras comprueba la visita. Evitará sorpresas.
  • Cierre las ventanas siempre que salga de casa, aunque sea solo por un corto espacio de tiempo.
  • Si vive en un piso bajo, coloque rejas en las ventanas.
  • No ponga en sus llaves ningún dato y preste atención cuando haga duplicados.
  • Cambie la cerradura en los siguientes casos: al instalarse en una vivienda nueva, al habitar una casa alquilada anteriormente, si ha reformado su casa y algún trabajador ha tenido acceso a las llaves, siempre que pierda las llaves.
  • Instale una mirilla que le permita ver a la persona que llama a su puerta.
  • Coloque a ser posible una puerta blindada.
  • Coloque una cadena de seguridad en la puerta que le permita la apertura parcial de la misma.
  • Sea solidario y avise a la policía si percibe algo extraño en la casa de un vecino.
  • No deje juegos de llaves en escondites.
  • Fotografíe o marque sus objetos de valor con el fin de poder reconocerlos si los roban. Anote su marca, modelo y número de serie o de fabricación y guarde las facturas correspondientes.
  • Si llega a su casa y encuentra la puerta forzada o abierta, no debe entrar, ni alterar posibles huellas. Comuníquelo al 112. Le prestarán ayuda de inmediato.
  • Asegúrense de que la puerta del garaje quede cerrada, tanto al salir como al entrar.
  • No olvide que los balcones, aleros, salientes de muros, tuberías, etc., pueden ser trepados con relativa facilidad por los delincuentes. Preste más atención a las ventanas o terrazas próximas a estos puntos.
  • Tenga presente que una mayor eficacia en la seguridad de su vivienda se logra instalando dispositivos electrónicos de alarma. Consulte con algún establecimiento especializado.
  • Atención a la puerta de la azotea y a la del garaje, si su casa comunica directamente con el aparcamiento. Manténgalas siempre cerradas. No se fíe de bolsas, paquetes u objetos que usted no haya depositado o le resulten extraño, no se baje del vehículo, llame a la Policía.
  • Proporcione a sus ventanas un cierre eficaz. Si puede, utilice cristal aislante inastillable. Además de ser seguro, le insonorizará su vivienda.
  • No tenga mucho dinero en su casa, ni alhajas, ni objetos de valor. Deposítelos en cajas de seguridad de entidades bancarias.
  • No guarde nunca el talonario de cheques con documentos en los que esté su firma. El delincuente tendrá mayores dificultades de utilizarlo al desconocer su firma.
  • Si vive fuera del caso urbano, un perro convenientemente adiestrado puede ser muy útil frente a la acción de los ladrones.
  • No accione el portero automático, si desconoce quien llama; compromete usted la seguridad de todos sus vecinos. Por otra parte, la instalación de vídeo-portero mejoraría la seguridad del edificio.
  • No haga ostentación de alhajas, riquezas o pertenencias, esto atrae a los ladrones.
  • Ante la presencia de cualquier persona extraña avisar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Tomar nota de cualquier cosa, persona o vehículo que parezca sospechoso.
  • Si a pesar de todas las medidas de seguridad usted es víctima de un asalto, conserve la calma, no contradiga a su agresor, no haga movimientos bruscos, hable pausado. Si se ausenta de su vivienda: Las normas de seguridad para proteger su vivienda al salir de vacaciones son básicamente las mismas precauciones cotidianas. Añada las siguientes recomendaciones y disfrute de un viaje sin preocupaciones:
  • No comente en público que va a salir de vacaciones.
  • No deje evidencias de que la casa está vacía. Facilítele un teléfono de contacto a los Cuerpos Policiales donde poder localizarle si ocurre algo.
  • Compruebe que todas las posibles entradas de su casa quedan cerradas.
  • Utilice el desvío de llamadas. Si alguien llama por teléfono para confirmar que no hay nadie en casa, siempre contestará alguien.
  • Use temporizadores automáticos para encender y apagar las luces, Deje un aparato de radio que se conecte con un temporizador, preferiblemente sintonizado en una estación con programas de charlas y con bajo volumen. Esto dará la impresión de una conversación.
  • Pida a un vecino de confianza que le vigile su vivienda durante las vacaciones y que le recoja el correo, y las entregas a domicilio, y si es posible,
    No deje objetos de sumo valor en la casa, trasládelos a un lugar seguro mientras se encuentra ausente.
  • Cuando salga de su domicilio, evite bajar totalmente las persianas.
  • Nunca deje en la puerta una nota que indique su ausencia del domicilio.

Al circular por la calle:

  • En la medida de lo posible, procure no transitar por lugares solitarios o poco alumbrados.
  • Circule en sentido opuesto a la marcha de los vehículos, lo más alejado posible del bordillo, situando su bolso o cartera hacia el interior de la acera, de manera que pueda evitar los “tirones”.
  • Lleve sólo el dinero necesario y distribúyalo en sus bolsillos. Evite llevar el dinero en el bolsillo trasero de su pantalón.
  • Cuando se disponga a utilizar los servicios de los cajeros automáticos, observe antes a su alrededor por si hubiese personas sospechosas que podrían apropiarse del dinero obtenido a la menor oportunidad. Si tiene dudas respecto de determinadas personas, no utilice el cajero en ese momento, o diríjase a otro que haya cerca.
  • En zonas de aglomeraciones como mercadillos, ferias y verbenas. Si alguien tropieza con usted, compruebe si le han quitado la cartera u otros objetos de valor.
  • Cuando vaya de compras, no se distraiga. Observe con atención a las personas próximas a usted y no pierda el contacto con su bolso.
  • Si se siente perseguido yendo en su coche, toque el claxon constantemente para llamar la atención y diríjase a un Centro policial o lugar concurrido.
  • Gritar, pedir socorro, puede intimidar al asaltante, así como atraer la atención de otras personas.
  • Observe las características esenciales de su agresor (edad, estatura, color de pelo, rasgos de su rostro, nacionalidad, acento al hablar, vestimenta, dirección de la huida, vehículo utilizado, etcétera). Cuanto más precisa sea su información, mayores serán las posibilidades de localizar al delincuente y recuperar los objetos sustraídos, si son varios los agresores, procure centrarse en uno de ellos, el que tenga más próximo o el que más destaque. Esto servirá para descubrir posteriormente al resto del grupo.
  • Después de haberse cometido el delito, si le es posible, avise a 1-1-2, Policía o Guardia Civil y explíqueles todo lo que recuerde.
  • Mientras espera la llegada de la Guardia Civil o la Policía, anote sus observaciones. No haga comentarios con los demás sobre el suceso, ya que podrían mezclarse con sus propias impresiones. No coloque ni toque nada, podría destruir involuntariamente las pruebas del delito, hasta la llegada de la Policía o Guardia Civil.
  • No haga auto-stop ni recoja en su coche a desconocidos.
  • Por la noche, evite las paradas solitarias de autobuses. Si el autobús no está muy concurrido, procure sentarse cerca del conductor.
  • No pasee por descampados ni calles solitarias, sobre todo de noche, ni sola ni acompañada.
  • Si se ve obligada a transitar habitualmente por zonas oscuras y solitarias, procure cambiar regularmente de itinerario.
  • Evite permanecer de noche en un vehículo estacionado en descampados, parques, extrarradios, etc.
  • Antes de aparcar su vehículo mire a su alrededor, por si percibiera la presencia de personas sospechosas. Haga lo mismo cuando se disponga a utilizar su coche. Antes de entrar, observe su interior. Podría encontrarse algún intruso agazapado en la parte trasera.
  • Si vive usted sola, no ponga su nombre de pila en el buzón de correos, sólo la inicial. Observe con especial atención las recomendaciones que se hacen en el capítulo dedicado a la vivienda. Eche las cortinas al anochecer para evitar miradas indiscretas. Tenga encendidas las luces de dos o más habitaciones para aparentar la presencia de dos o más personas en el domicilio.
  • Evite entrar en el ascensor o portales cuando esté ocupado o este presente un extraño, especialmente en edificios de apartamentos. De cualquier modo, sitúese lo más cerca posible del pulsador de alarma.
  • Ante un intento de violación, trate de huir y pedir socorro. Si lleva alguna alarma antivioladores no dude en utilizarla, si no puede escapar, procure entablar conversación con el presunto violador con objeto de disuadirle y ganar tiempo en espera de una circunstancia que pueda favorecer la llegada de auxilio o permitir su huida. Todo ello, mientras observa los rasgos físicos de su agresor, en la medida de lo posible.
  • Enseñe a sus hijos a conocer su propio nombre, apellido, domicilio y teléfono.
  • Sus hijos deben saber siempre que, en caso de extravío, lo mejor es quedarse parados. Sus padres o familiares, al percatarse de la ausencia, volverán sobre sus pasos.
  • Explíqueles a quien dirigirse en caso de peligro, tanto si están en la calle como si se encuentran en casa, diciéndoles que la Policía son sus amigos, que se dirijan a ellos.
  • Conozca las amistades y compañías de sus hijos.
  • Que no abran la puerta de casa cuando estén solos.
  • Explíqueles que rechacen siempre la invitación de desconocidos a subir en un automóvil o acompañarles con cualquier pretexto.
  • Que no acepten golosinas, caramelos, tabaco, etc., que pueda ofrecerles cualquier persona no conocida.
  • Preste mucha atención a cualquier relato que le haga su hijo. Por ejemplo: sobre una persona que ha tratado de acariciarle, de regalarle algo, etc. Dígale que jamás debe mantener estas relaciones en secreto, aunque se lo pidan esas personas.
  • Si piensa estacionar procure hacerlo en un estacionamiento vigilado o en su defecto sobre avenidas o calles transitadas e iluminadas. Si decide hacerlo en la calle verifique que no haya gente sospechosa en los alrededores tanto al momento de estacionar como al momento de partir.
  • No deje objetos de valor a la vista.
  • Si regresa a su auto y encuentra desconocidos intentando abrirlo o dentro del mismo aléjese y llame al 112. Bajo ningún punto de vista se enfrente a los mismos.
  • Coloque dispositivos de seguridad en su vehículo (Alarma, Sistemas de Rastreo, Corta Corriente, etc).
  • Principalmente por la noche, si detiene su vehículo, no permanezca dentro del mismo mucho tiempo y menos en lugares oscuros.
  • Al momento de entrar o sacar su vehículo del Garaje verifique que no haya sospechosos en la zona. No recoja desconocidos en la calle o ruta.
  • En la noche circule por calles transitadas, iluminadas o autopistas. Evite zonas oscuras, poco transitadas o consideradas de riesgo.
  • Cuando circule por la ciudad, mantenga las puertas con los seguros echados. Evitará más de un susto.
  • Cada vez que salga de su coche, saque la llave de contacto, no deje el vehículo en marcha, deje el volante bloqueado y cierre bien las puertas, ventanillas y maletero.
  • Es recomendable grabar en los cristales de las ventanillas y en el parabrisas, el número de matrícula de su coche. Existen fabricantes de automóviles que ofrecen este servicio al entregar el coche, y también, casas especializadas que se dedican a ello.
  • En caso de recibir un golpe en la parte trasera, antes de salir del vehículo, retire la llave de contacto y ponga siempre el freno de mano, aunque se trate de un pequeño roce.
  • Recordar que los vehículos tienen que tener pasada la ITV, no obstante es conveniente hacer una revisión previa al inicio del viaje, así garantizamos en mayor medida un viaje sin problemas.
  • La colocación de la carga se tiene que hacer de forma que no moleste a la conducción.
  • Durante el viaje no realice periodos muy largos de conducción y haga paradas de descanso.
  • No ingiera alcohol y lleve cuidado con la medicación que pueda producir somnolencia.
  • Una vez en el destino no relajarse respecto de las medidas de seguridad, los desplazamientos cortos también producen accidentes graves.
  • Respete al máximo las normas de tráfico y especialmente los adelantamientos y los limites de velocidad.
En el hotel o apartamento:

  • No deje a la vista dinero u objetos de valor y para ello utilice las cajas de seguridad.
  • En las zonas comunes, vigile su equipaje y objetos personales.

En la vía pública:

  • No pierda de vista sus pertenencias.
  • Vigile su bolso o cartera en las aglomeraciones.
  • Proteja su cámara de vídeo o fotográfica en los lugares de esparcimiento.
  • Evite los juegos de azar en la calle. Son un fraude.
  • Desconfíe de ayudas sospechosas (aviso de manchas en ropa, de averías en vehículo, etc.)
  • Eluda los negocios fáciles de desconocidos, en la mayoría de los casos son un timo.
  • Si utiliza algún vehículo, no deje ningún objeto de valor a la vista.

En la playa:

  • Cuando vaya a la playa o a la piscina, lleve lo estrictamente necesario, a ser posible sin objetos de valor.
  • Si dormís en la playa, es aconsejable estar en grupo protegiendo los objetos personales.
  • No dejar nunca solos los objetos personales cuando se va al agua. Existen bolsas herméticas para llevarlas encima. Si no queda más remedio, no perderlos nunca de vista.

Identificación de objetos de valor: El número del Documento Nacional de Identidad o la matrícula de su vehículo es único: le identifica a usted. Además le permiten identificar sus objetos de valor. Por ello le aconsejamos marcar e identificar sus objetos de valor y accesorios de su vehículo en lugar visible. Esta sencilla tarea de marcar con su DNI o matrícula de su automóvil, respectivamente, los objetos de valor o accesorios de su automóvil, es una medida de seguridad que persigue varios objetivos:

  • Disuadir al delincuente (siempre preferirá un objeto sin identificar).
  • Dificultar la circulación y reventa de lo robado.
  • Advertir al comprador de la procedencia del objeto.
  • Facilitar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado reconocer la legitimidad o ilegitimidad de la posesión.
  • Posibilitar la devolución del objeto al poder establecerse, gracias al DNI o al número de matrícula, la identidad del propietario y su rápida localización.
  • No abrir mensajes de correo, de origen desconocido. Eliminarlo, directamente.
  • No ejecutar ningún archivo adjunto que venga con mensajes sugerentes.
  • Adopte las medidas necesarias, cuando le ofrecen “regalos” sustanciosos y, para recibirlos, tiene que llamar por teléfono a prefijos 800 u otros.
  • No facilitar la dirección electrónica con “demasiada” ligereza.
  • A ser posible, envíe sus mensajes cifrados.
  • No facilitar datos personales si no existe una completa seguridad sobre quién los va a recibir.
  • No facilitar más datos personales que los necesarios.
  • Exigir, siempre, “conexiones seguras” tipo https.
  • Comprobar los certificados de seguridad, en páginas que requieren datos personales.
  • Utilizar un buen producto antivirus y actualizarlo, frecuentemente.
  • Extremar la precaución en los archivos que reciben en sesiones de chat.
  • Tener cuidado al utilizar un ordenador que no sea el tuyo, ya que por el enganche del usb puede haber conectado un aparato.

Las estafas más frecuentes en Internet

  • Fraudes en subastas. Después de enviar el dinero en que se ha adjudicado la subasta, se recibe un producto cuyas características no se corresponden con las prometidas.
  • Timos de ISP (Proveedores de Servicios de Internet). Es bastante frecuente que los clientes poco expertos suscriban contratos on-line sin haber leído las cláusulas, por lo que pueden encontrarse atados a un contrato de larga duración del que no pueden salir si no es pagando fuertes penalizaciones por rescisión anticipada.
  • Diseño/Promociones de sitios web. Suelen producirse cargos inesperados en la factura del teléfono por servicios que nunca se solicitaron ni contrataron.
  • Abuso de tarjetas de crédito. Se solicita el número de la tarjeta de crédito con la única finalidad de verificar su edad, y posteriormente se le realizan cargos de difícil cancelación.
  • Oportunidades de Negocio y Timos del tipo “Trabaje desde su propia casa”. Se ofrece la oportunidad de trabajar desde el hogar y ser su propio jefe enseñando unos planes de ingresos muy elevados. Claro que para empezar es necesario invertir en la compra de alguna maquinaria o productos que jamás tienen salida.
  • Planes de Inversión para hacerse rico rápidamente. Promesas de rentabilidades muy altas y predicciones financieras con seguridad absoluta sobre extraños mercados suelen encubrir operaciones fraudulentas.
  • Fraudes en viajes o paquetes vacacionales. Consiste en vender viajes y alojamientos de una calidad superior al servicio que realmente le prestarán en su destino, y también pueden cargarle importes por conceptos que no se habían contratado.
  • Fraudes telefónicos. Un sistema bastante extendido en los sitios de sexo consiste en pedirle que se baje un programa y lo instale en su ordenador para que le permite entrar gratuitamente en la Web. Pero lo que sucede es que, sin que usted lo sepa, el programa marca un número internacional de pago (tipo 806 en España) a través del cual se accede a la Web, por lo que mientras usted se divierte viendo fotos y vídeos su factura telefónica se incrementa a velocidad de vértigo.
  • Fraudes en recomendaciones sanitarias. Recetas milagrosas para curar cualquier enfermedad se encuentran frecuentemente en la Red, la mayoría de ellas sin ningún respaldo médico o control de autoridades sanitarias, por lo que aparte de ser una estafa, ya que no producen los resultados prometidos, pueden incluso suponer un riesgo adicional para la salud del enfermo.

Medidas para evitar fraudes telefónicos

  • Control de las facturas, para vigilar si el gasto facturado se corresponde con las comunicaciones realizadas.
  • Comprobar los números de teléfonos a los que se ha llamado, para identificarlos como conocidos. Se dan casos de facturaciones de llamadas no realizadas por el interesado. En ese caso, antes de adoptar otras medidas, consulte a los usuarios.
  • No marcar en el teléfono propio ningún numero a requerimiento de un supuesto servicio técnico ya que se puede convertir nuestra línea en una especie de emisora de todas las llamadas que hagan ellos.
  • Ante posibles sustracciones, tenga precaución con la correspondencia procedente de bancos y operadoras telefónicas para que, en caso de no recibir información puntual sobre consumos, ponerlo en conocimiento de la compañía, solicitando un duplicado y advirtiendo de lo sucedido.
  • No facilitar los números de teléfono, tanto fijo como móvil, a personas desconocidas que los soliciten, bajo cualquier pretexto, ya que se han detectado casos en los que, sólo, intentan conocer las características de las línea para posibles desviaciones.
  • Ante una llamada telefónica equivocada, cortar la comunicación, rápidamente, para evitar el posible desvío de llamadas con cargo a la factura de la persona que recibe la llamada.
  • En el caso de tener contratada la modalidad de “llamada a tres”, extremar las precauciones, ya que, con un programa informático, se puede rastrear la línea y producirse una intrusión a ella, para realizar llamadas internacionales, con cargo al titular del teléfono.
  • No aceptar llamadas a cobro revertido si no se está absolutamente seguro de conocer a quien lo pide. Puede tratarse de una llamada fraudulenta y pagar gastos de cientos de euros por el engaño.

Medidas a adoptar por los padres, respecto de sus hijos

  • Hay que establecer unas reglas de uso y sus consecuencias.
  • Adaptar sus horarios escolares y de estudio a la utilización de ordenadores.
  • Controlar los tiempos de uso.
  • Enseñarles a no solicitar productos sin aprobación familiar.
  • Ayudarles, en la medida de lo posible, a realizar sus trabajos, estudios, búsquedas, etc.
  • Motivarlos para que realicen sus propias búsquedas sobre temas de interés, tanto para sus trabajos escolares como para la propia familia.
  • Comentarles los efectos perjudiciales y beneficiosos que causa la intimidad al hacer uso de la red.
  • Hablarles de los peligros del chat, donde se pueden confundir al “chatear”, con supuestos amigos que no resultan tales, prestando especial atención a los contenidos sexuales, así como ante un intento de chantaje que se lo comunique a sus padres.
  • Controlar las facturas telefónicas.
  • Establecer presupuestos para gastos en línea y supervisar que se cumplen.
  • Hacer comprobaciones periódicas sobre el uso que los hijos hacen del ordenador y, sobre todo, de la red.
  • Educar a los hijos sobre las consecuencias de no respetar las leyes.
  • Dedicar especial atención a los juegos que los hijos suelen recibir, intercambiar o copiar. No todos son divertidos, los hay peligrosos y violentos.
  • No se deben dejar convencer sobre las supuestas ventajas económicas que suponen las compras de copias ilegales de juegos, software, películas, etc.
  • Intercambiar conocimientos con los hijos sobre novedades informáticas.
  • Animar a los adolescentes que muestran un determinado interés por la informática a compartir esos conocimientos con otros hermanos, familiares, amigos, etc.
  • Revisar los contenidos que puedan ser perjudiciales para su educación y desarrollo (temas pornográficos, violentos, racistas, etc.)
  • Usar proveedores solventes.
  • Valorar la posibilidad de instalar filtros y programas de control para acceso a determinadas actividades.
  • Consulte las páginas especializadas en medidas de seguridad.
El número del Documento Nacional de Identidad le identifica a usted. Además le permiten identificar sus objetos de valor. Por ello le aconsejamos marcar e identificar sus objetos de valor en lugar visible. Esta sencilla tarea de marcar con su DNI y los objetos de valor es una medida de seguridad que persigue varios objetivos:

  • Disuadir al delincuente (siempre preferirá un objeto sin identificar).
  • Dificultar la circulación y reventa de lo robado.
  • Advertir al comprador de la procedencia del objeto.
  • Facilitar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado reconocer la legitimidad o ilegitimidad de la posesión.
  • Posibilitar la devolución del objeto al poder establecerse, gracias al DNI o al número de matrícula, la identidad del propietario y su rápida localización.
  • Anote en una hoja, como se indica a continuación, los datos de identificación de los objetos de valor y guárdela:
  • Objeto
  • Marca
  • Modelo
  • Número de serie o fabricación: En caso de sufrir un hurto o robo, preséntela al formular su denuncia; sin duda facilitará la recuperación de sus pertenencias.

Cualquier medida de seguridad que adopte para proteger sus propiedades es válida.

Estacionar su vehículo en lugar seguro, donde no perjudique la circulación y fuera de la calzada. Parar el motor, cortar el encendido e inmovilizar el vehículo (freno de mano, calzos). Cortar el encendido de los demás vehículos implicados. Colocar los dispositivos de preseñalización de peligro (a 50 m. o 100 m. si es autopista o autovía), y poner en funcionamiento la señalización de avería y las luces que en cada circunstancia sean obligatorias. Si el coche se ha incendiado no use agua, sólo el extintor o arena. Pida auxilio por el medio más rápido a Guardia Civil, Policía Local, Puesto de Cruz Roja, etc., o por medio de los Postes de Auxilio SOS si existiesen. Facilite a estos organismos la mayor información posible, datos tales como: lugar exacto del accidente, qué ha sucedido, número y estado de gravedad de las víctimas, etc. Comprueba el estado de los heridos pero salvo en situaciones extremas en las que corra peligro su vida, no los toque, una movilización errónea puede producirle lesiones irreversibles. Caso de tenerlo que mover nunca debe hacerlo una sola persona. El cuerpo se debe mover como un bloque: nunca flexionar la columna o el cuello. Una persona debe sujetar la cabeza y otras dos el tronco y las piernas. Sólo circunstancias excepcionales (incendio del vehículo, imposibilidad de realizar maniobras básicas de reanimación) pueden obligar a sacar a un accidentado del interior del vehículo y, en tal supuesto, modifique la situación del asiento y quite o corte el cinturón de seguridad. Coja al herido por detrás, con sus brazos por debajo de las axilas y sáquele con mucho cuidado, avanzando de espaldas, hasta depositarle fuera de la calzada. Preste los primeros auxilios a las víctimas según sus conocimientos, pero procure mover al accidentado lo menos posible. Si es un motorista no intente quitarle el casco. Si la víctima no respira, o si la respiración es irregular, hay que practicarle inmediatamente la respiración artificial. En caso de “shock” es primordial poner los pies de la víctima en alto o protegerla del frío poniéndola una manta, incluso en verano, hasta que sea trasladado a un centro hospitalario o se lleve a cabo su evacuación. El traslado de los heridos debe hacerse en vehículos especiales y por personal profesional. Nunca se debe intentar meter a un herido en el asiento trasero de un coche, deberá ir tumbado sobre una superficie dura. En la mayoría de los casos es preferible dejarlo tumbado en la carretera, bien abrigado, en espera del transporte sanitario. Sólo en casos excepcionales como puede ser un lugar incomunicado o alejado, hemorragia externa imposible de detener, etc., justifican el traslado en un vehículo particular (mejor furgoneta o camión) y por personal no especializado, siempre que se haga el mismo a una velocidad moderada, sin brusquedades, acompañado por alguien que observe la evolución de su estado y tranquilice al herido, y el accidentado vaya en una posición adecuada (de defensa, anti-shock o posición de lesionado vertebral o medular.) Todo herido o lesionado en accidente de tráfico debe ser visto por un médico, aún cuando su estado en apariencia no haya presentado complicaciones, y de manera muy expresa aquellos sujetos que hayan padecido traumatismos craneales o faciales. Impida que el público rodee a los accidentados o que permanezca en la calzada. Compruebe que los calzos, si se han utilizado, han sido retirados de la carretera. Si en el lugar del accidente ya se encuentra la Guardia Civil, Policía Local, Cruz Roja, o cualquier servicio de rescate, salvo indicación expresa de los agentes, no se detenga a curiosear porque puede provocar retenciones u otros accidentes.
Cuando existe riesgo de nieve en las carreteras, debemos:

  • Llevar siempre unas cadenas en el maletero del coche (es aconsejable no olvidarlas entre noviembre y marzo).
  • Asegurarnos de que sabemos colocar las cadenas. En teoría es fácil, pero con nieve y las manos frías, no lo es tanto.
  • Elegir unas cadenas de fácil uso. Las de tela serían una buena elección.
  • Preparar el vehículo para el invierno, con el uso de anticongelantes para limpiaparabrisas, refuerzos para el refrigerante del motor, etc. También existen productos específicos para acondicionar el combustible en condiciones muy adversas.
  • Y, en general, consultar el estado de las carreteras y conocer las previsiones meteorológicas, llevar el depósito lleno de combustible, el teléfono móvil cargado y ropa de abrigo.
Cuando vamos a realizar viajes en condiciones meteorológicas adversas, es recomendable:

  • Informarse adecuadamente de las condiciones meteorológicas y de la situación de la ruta elegida.
  • Valorar la necesidad del viaje y evitar, en la medida de lo posible, los desplazamientos por carretera en las zonas afectadas por nieve.
  • Atender en todo momento las instrucciones de los agentes de vigilancia en las carreteras.
  • Circular por carreteras nacionales y en horas diurnas.
  • Evitar los viajes por la noche, por carreteras secundarias, por zonas sombrías o poco transitadas.
  • Atender a las indicaciones de señalización de las carreteras y a la información de los paneles informativos.
  • Mantener la distancia de seguridad e incluso aumentarla.
  • No adelantar, salvo que se trate de vehículos extremadamente lentos y que se disponga del espacio suficiente (en presencia de nieve o hielo, los conductores de camiones deben evitar adelantamientos).
  • Hacerse ver mediante la utilización correcta del alumbrado. Si la lluvia, la niebla o la nieve reducen la visibilidad, es imprescindible encender el alumbrado de cruce y el específico de niebla.
  • En vía desdoblada, circular por el carril derecho y facilitar el paso de las maquinas quitanieves.
  • Si hay que detener el vehículo, hacerlo siempre fuera de la calzada o en el arcén.
  • Llevar cadenas y guantes para su colocación, teléfono móvil, linterna, calzado adecuado y ropa de abrigo.
Para obtener información sobre el estado de las carreteras, la Oficina de Información de la Dirección General de Tráfico pone a disposición de todos los usuarios un número de teléfono gratuito: 900 123 505. Más información: Ir a la página de la Dirección General de Tráfico.

Incendios

Lo más importante es evitarlos: – Queda prohibido hacer fogatas en el monte. Cuando vaya a realizar quemas controladas en su jardín, pida antes permiso haber si las puede realizar, existen periodos de prohibición hábiles para las quemas, recuerde que a menos de doscientos metros de una zona de monte o pinar, no puede realizar quemas, barbacoas, etc, en las temporadas de riesgo. Cuando el día es seco y con mucho viento, es preferible no hacer fogatas. – Al hacer fogatas, selecciones un sitio abierto, retirado de árboles, troncos, ramas y pasto. – Nunca se debe descuidar una fogata. – Se debe evitar dejar basura en los campos, sobre todo botellas de vidrio y otros objetos que actúan como lupas ante los rayos del sol. – Cuando se fuma en áreas arboladas cerciórese de apagar completamente los cerillos y colillas de cigarro. – Si se va a quemar un pastizal, realícelo con ayuda de más personas. – Solicite ayuda de técnicos forestales. Durante un incendio forestal. – Si de pronto se percata que se encuentra en la dirección en la que avanza un incendio forestal debe localizar una vía de escape, de preferencia hacia los lados del frente principal del fuego o hacia alguna área amplia sin vegetación, tales como las parcelas de cultivo. La áreas quemadas con anterioridad suelen ser las zonas más seguras para resguardarse del fuego. – Conserve la calma, analice la situación y solicite ayuda a las autoridades de inmediato. – Si el fuego es pequeño, apáguelo con tierra o agua si le es posible, no lo alimente con hojas secas o ramas que puedan aumentarlo. – Cubra su nariz y boca con un trapo de preferencia húmedo para evitar inhalar el humo. – Si al circular por carreteras que cruzan áreas forestales el humo de un incendio dificulta la visibilidad, se recomienda disminuir la velocidad o detener la marcha y esperar a que el humo se disipe. Después del incendio. El trabajo de extinción de un incendio no es sencillo, se requiere de un gran equipo profesional y de voluntarios previamente preparados para lograrlo. Muchas veces el problema es que en cualquier momento, si no se controló adecuadamente o el viento actúa, el incendio puede resurgir nuevamente, con consecuencias mucho más graves. Existen dos técnicas de extinción de un incendio forestal:

Con herramienta manual.

  • Raspar en la zona incendiada de los troncos y si es necesario cortarlos.
  • Para sofocar las brasas se puede utilizar tierra.
  • Dispersar la materia orgánica encendida cercana a los troncos de los árboles, para evitar que el fuego ascienda a las copas.
  • Desparramar los combustibles en el área del incendio, sobre todo donde existen altas acumulaciones.
  • Revolver el musgo y materia orgánica con tierra.

Con herramienta y agua

  • Deben trabajar conjuntamente dos hombres. Uno de ellos remueve los combustibles con herramientas manuales y el otro, simultáneamente, con mochilas aspersoras aplica agua sobre las brasas.
  • Mezclar las brasas con la tierra al mismo tiempo se le aplica agua. Esto con el fin de asegurar que no queden ocultas sin ser apagadas.
  • El jefe de la brigada debe indicar a su personal cómo hacer la extinción y qué herramientas utilizar para aprovechar al máximo el agua.

Si el incendio a alcanzado zonas de vivienda es necesario evacuar completamente la zona.

Siga estas indicaciones Si hay fuego en casa y puede salir

  • Huya del fuego y cierre todas las puertas que pueda.
  • Baje por las escaleras hasta la calle. Nunca coja el ascensor.
  • Llame a los bomberos al teléfono 112 lo antes posible.

Si hay fuego en casa y no puede salir

  • Protéjase del fuego cerrando todas las puertas que pueda.
  • Ponga ropa mojada en las rendijas de la puerta para impedir el paso del humo.
  • Llame a los bomberos al teléfono 112 y asómese al balcón o a la ventana.

Si hay fuego o humo en la escalera

  • Enciérrese en casa. No intente huir.
  • Llame a los bomberos al teléfono 112 lo antes posible.
  • Asómese al balcón o a la ventana.

Incendios domésticos: Instalaciones de gas

  • Haga que un técnico especialista revise periódicamente la instalación de gas, calderas de calefacción, calentadores y cocinas.
  • No compruebe jamás posibles fugas acercando una llama a las canalizaciones y uniones.
  • Rocie las canalizaciones y uniones con agua jabonosa. Si aparecen burbujas es porque hay fugas. En ese caso, cierre las llaves de paso hasta que la instalación sea revisada por un técnico especialista y ventile las dependencias.
  • Cambie periódicamente los conductos flexibles de la instalación de gas.
  • No instale calentadores cerca de la cocina ni en los cuartos de baño.
  • Cierre la llave de gas cuando no se utilice y siempre antes de irse a acostar o salir de casa.
  • No bloquee los conductos de ventilación.
  • Observe periódicamente la calidad de la llama:
    – Debe ser viva, estable, azulada y silenciosa. – De no ser así, llame urgentemente a un técnico.
    Preste atención a que los pasos de aire no apaguen las llamas de las instalaciones de gas en uso.
  • Si advierte olor a gas:
    – Corte el suministro. – Ventile la habitación. – No busque las fugas con cerillas, mecheros o similares. – Evite encender la luz o poner en marcha los electrodomésticos.
  • Es recomendable instalar detectores que avisen de las posibles fugas de gas.
  • Las botellas de gas se deben almacenar en lugares muy ventilados (terrazas, balcones, etc.)
  • Encender la cerilla, mechero, etc. antes de abrir la llave de paso del gas a los quemadores.
  • No cambie las bombonas de gas si está fumando o existe un foco de calor próximo.

Ante cualquier emergencia llame al 112.