Esta semana en el Valle de la Fuenfría, Arrendajos, Pica Pinos, Herrerillos, Carboneros y Alcaudones, están de suerte. En los talleres de Cercedilla Investiga, en las Piscinas Naturales de las Berceas, niños y mayores estamos dedicándonos a la construcción de “COMEDEROS Y BEBEDEROS DE AVES”.

FOTO 1 AVES

Aunque la época más apropiada para colocar los comederos es el invierno, ya que la disponibilidad de alimentos en la naturaleza es menor, puesto que los frutos empiezan a escasear, y los insectos han empezado a disminuir con el otoño, Cercedilla Investiga lanza este taller con el propósito de que cualquiera en su casa pueda crear y colocar uno de estos comederos o bebederos.

FOTO 2 AVES

Ya vivas en una casa con jardín, en un piso con terraza o sin ella, esta actividad nos permite acercarnos al mundo de las aves, observarles de cerca, e incluso yendo un poco más allá, comenzar a introducirnos en temas más complejos como las migraciones.

Los comederos y bebederos deberán estar situados en un lugar tranquilo, poco transitado, en una zona abierta para que las aves que se acerquen a comer, beber, o darse un baño matutino, puedan observar si están a salvo de posibles depredadores mientras se alimentan. Se suele recomendar colocar el comedero o bebedero en una zona elevada, como una rama o un poste, protegido del viento, y si es invierno, preferible un lugar soleado.

FOTO 3 AVES

Para evitar que algunos pájaros más dominantes, como palomas, gorriones o estorninos, monopolicen el comedero, es conveniente que dispongamos de alimento en varias zonas, no significa esto que debamos llenar nuestro jardín o terraza de comederos, sentido común.

Nosotros hemos elegido dos diseños:                                                                                                     “El comedero piña” y “El comedero alambre con cacahuetes”.

La semana próxima continuaremos con su realización, en las Piscinas Naturales de las Berceas, y la Plaza Nueva de Cercedilla, en La Semana de la Montaña 2017.